La generación millennial está dando mucho de qué hablar, sobre todo porque concentra aproximadamente el 50% de la fuerza trabajadora en la actualidad y esto se mantendrá al menos por una décadas más.

Esta generación ha impulsado cambios notorios e importantes en la dinámica laboral y las empresas se encuentran en proceso de adaptación a este nuevo grupo de personas que tienen aspiraciones totalmente distintas a las anteriores.

Los millennials se diferencian de los otros grupos en dos grandes rasgos: su aporte a las empresas y lo que las empresas tienen para aportarles a ellos como individuos; estos profesionales no buscan solamente una recompensa monetaria, ellos buscan un cambio real y palpable dentro y fuera de las empresas.

Este grupo se encuentra en una búsqueda constante de crecer profesional y personalmente, por lo que buscan empresas que los desafíen profesionalmente para así lograr el desarrollo de todo su potencial.

Gracias a la inclusión de la tecnología en nuestro día a día, está generación se convirtió en los primeros “nativos digitales”, ya que el boom tecnológico se encuentra marcado en las decisiones de este grupo de personas, entonces, ¿qué buscan los millennials?

Según la consultora Generations At Work este grupo generacional se encuentra orientado a:

  1. Empresas donde la ética sea lo principal, para así lograr un impacto positivo en el mundo.
  2. Organizaciones que desarrollen e inviertan en el potencial de su equipo.
  3. Posibilidades de crecimiento en distintas áreas dentro de la empresa para así potenciar el desarrollo personal.
  4. Libertad para ser creativos e innovar.
  5. Empresas que ofrecen marcos de trabajo flexibles en términos horarios y presencia en los espacios, y que habilitan ambientes para la interacción social y el enriquecimiento personal de sus empleados.
  6. Respeto por el medioambiente y metodologías de trabajo acordes con esa mentalidad.
  7. Feedback continuo y dinámico.
  8. Transparencia y honestidad en los procesos.

Las empresas deben asumir que los trabajadores han cambiado y evolucionado, por lo que el foco debe estar orientado a ayudarles a dar lo mejor de sí mismos tanto en beneficio de la empresa como de su propia satisfacción personal.